Inesperado

Hace un par de largas e inadvertidas noches el destino me regaló el placer de tu compañía, inesperada y sutil, eras tan sólo un individuo que bordeaba mis caminos, una y otra vez, de manera habitual. Repentinamente, en uno de aquellos días envueltos de cotidianidad, tus intrigantes ojos negros atraparon a los mios, -dos segundos […]

Juego de miradas

Cada vez que sus ojos se encontraban ella se sentía inevitablemente dominada por aquella sugerente mirada que la perseguía por doquier, deseaba profundamente detener la escena, luchaba consigo misma buscando concentrarse, a pesar de desear serle indiferente, siempre, por una u otra razón sus miradas terminaban por encontrarse,  comunicandose a gritos la necesidad por mirarse, […]