Inesperado

Hace un par de largas e inadvertidas noches el destino me regaló el placer de tu compañía, inesperada y sutil, eras tan sólo un individuo que bordeaba mis caminos, una y otra vez, de manera habitual.
Repentinamente, en uno de aquellos días envueltos de cotidianidad, tus intrigantes ojos negros atraparon a los mios, -dos segundos o menos-fueron suficientes para que detuvieras mi universo y captaras enteramente mi atención, dos segundos bastaron para que pudiera ver a través de tus ojos la pasión que se refugia en el fondo de tu alma, invadiendo a mi impasible alma de una incertidumbre indescriptible que clama por perderse en tu interior.
… Así, poco a poco te convertiste en paisaje objeto de mis delirios  -extasiados por la fascinación que encarna tu ser-.
Poco a poco y de manera insospechada captaste mi atención generando un remolino de emociones a tu paso, una avalancha de adrenalina que me obliga a buscarte en cada rincón deseando que te encuentres en mis caminos porque tú también deseas hacerme parte de los tuyos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s