Juego de miradas

Cada vez que sus ojos se encontraban ella se sentía inevitablemente dominada por aquella sugerente mirada que la perseguía por doquier, deseaba profundamente detener la escena, luchaba consigo misma buscando concentrarse, a pesar de desear serle indiferente, siempre, por una u otra razón sus miradas terminaban por encontrarse,  comunicandose a gritos la necesidad por mirarse, la necesidad por encontrarse en aquel recinto.
-Sin necesidad de recurrir a las palabras-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s