De lo casual a lo escalofriante

En esta lluviosa noche de abril he concluido con el texto “A Sangre Fría” y en principio debo decir, que existe un miedo patético que recorre mi cuerpo cada vez que doy vuelta a la última página de un libro (que al igual que este, me ha acompañado por varios días y se ha hecho parte de mi vida).

Para el día de hoy restaban las últimas 92 páginas del libro, la intriga y las ansias se estaban apoderando de mi, y debo aceptar que una gran parte de mi esperaba que la historia diera un giro inesperado (Aún no comprendo por qué, pero lo esperaba…)

El final de la historia resultó bastante frío, leer los últimos versos de aquella composición literaria me dejó un profundo vacío en el alma y un sin sabor muy amargo, (sentirte devastada por un final que no era lo que esperabas. Superficialmente hablando, claro está).

Al terminar de leer el libro lo único que pude hacer fue remitirme al último párrafo y leerlo más de tres o cuatro veces tratando de exprimir algún sentimiento de aquel final… Un verso suave que trataba de dar fin a una historia llena de hechos turbios y arbitrarios en la que se trató incesablemente de hacer justicia pero que al final no se hizo absolutamente nada.

Nancy hubiera podido ser una jovencita igual.

Se fue hacia los árboles, de vuelta a casa, dejando tras de sí el ancho cielo, el susurro de las voces del viento en el trigo encorvado.

Esta historia logra transmutar la absurda lógica que mueve la acción humana, hace cuestionar bastante nuestro papel en la sociedad, ¿qué estamos haciendo realmente por nosotros?, ¿hasta qué punto trascienden nuestras acciones?

En este libro muere una familia casi completa (Clutter) y para hacerles justicia ejecutan a sus victimarios (Perry y Dick), pero eso no cambia absolutamente nada, (matar a quién mató no cambia nada) esa es la paradoja que mantiene en guerra a nuestra sociedad. ¿Qué sentido tiene matar a quién mató?

Si la lógica de esta sociedad es matar a quien ha matado, lo lógico no sería entonces que quién mató a quien había matado también merezca morir por haber matado a quién mató?

No es tan sólo un juego de palabras, es un circulo vicioso, un laberinto sin salida que nos conduce siempre en la misma dirección, pero no cambia nada en esencia. Siguiendo esta lógica, lo que queda es matarnos mutuamente hasta que nos exterminemos unos a otros y no quede a ningún “matón” por matar. ¿Qué objeto tiene?  Realmente nadie merece vivir así…

Anexo la fotografía de la familia Clutter real. Actualmenet hace parte del museo del condado de Finney, en Kansas.  Imagen recuperada del sitio web: http://lifestreamsdb.blogspot.com/2009/11/clutters-family-photos.html el 17 de abril de 2014 a las 07:45 pm.

Anexo la fotografía de la familia Clutter real. Actualmente hace parte de las reliquias del museo del condado de Finney, en Kansas.
Imagen recuperada del sitio web: http://lifestreamsdb.blogspot.com/2009/11/clutters-family-photos.html el 17 de abril de 2014 a las 07:45 pm.

Necesito destacar algo que admiro profundamente en la labor del autor; Capote Truman logró una impecable imparcialidad narrativa, la descripción de los asesinatos sin desviarse al amarillismo o al sensacionalismo, la explicación psicológica de cada una de las partes involucradas y la orientación completamente neutral del manejo del caso, las sentencias y cada una de las apelaciones; el manejo de las fuentes y la imparcialidad con la que comunicó cada uno de sus puntos de vista y en especial el riguroso trabajo de campo, la investigación detrás de la vida de los personajes, la vida en Holcomb la historia contrastada en un antes y un después. Cuando analizas este tipo de cosas es cuando te das cuenta del inmenso valor que tiene esta historia, que a pesar de que no te brinda finales felices, trasciende más allá del alma y deja miles de enseñanzas en el lector, desde sus acciones personales como ser individual, hasta la incidencia de sus acciones en la vida colectiva como ser social.

Como les decía en principio, la historia deja un gran vacío en el alma, pero después llena de orgullo, llena de amor y deja una marcada necesidad por transformar a esta sociedad, abre los ojos a la realidad, mostrando que estamos jugando un juego absurdo y que esa dinámica nos esta matando injustamente, que nos quedamos siempre en lo banal y olvidamos lo esencial en el ser, en el alma. Esto me lleva a decirles que en realidad este libro deja muchísimo, en esencia deja demasiado, deja demasiado al corazón para que reflexione hasta qué punto estamos haciendo las cosas bien, hasta qué punto cultivamos rencores y odios que no sirven para nada, hasta qué punto sabemos a ciencia cierta el significado de PERDONAR y hasta qué punto estamos dispuestos a cambiar a nuestra sociedad.

Un detalle:

Dick y Perry fueron ejecutados el 14 de abril de 1965 … Hace exactamente 44 años y un día de su ejecución.

😦 Rest in peace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s