De las redes sociales y la revolución postmoderna

Red social, por definición es un “sitio de internet que favorece la creación de comunidades virtuales con intereses en común” (2008), este tipo de espacio cibernético tuvo su origen con la llegada de la web 2.0 que se caracterizó por hacer un uso del internet más inclusivo y social, su objetivo era localizar amigos para mantenerlos en contacto, sus usos variaban pero en general eran triviales (como compartir fotos y estados de ánimo), consistía en una especie de bitácora que permitía a cualquier persona la posibilidad de compartir todo lo que quisiera. Estos espacios innovarán las relaciones sociales profundamente, tanto que llegarán a trastocar todas las dinámicas de la vida cotidiana.

Con la aparición de las redes sociales se abrieron las puertas a un mundo más libre, lleno de múltiples posibilidades, todas muy diversas e igualmente cautivadoras; la red de redes representó un espacio enriquecedor en el cual fluyen las ideas sin limitaciones ideológicas o fronterizas, se pueden compartir ideas que llegarán a todo el mundo por igual, sin filtros mediáticos enceguecedores, tal como ocurrió en 2011 en el mundo árabe, el cual experimentó una serie de eventos que cambiarían el rumbo de su historia para siempre.

Tras décadas de opresión bajo sistemas dictatoriales, Túnez, en un acto de rebeldía y despertar social inicia una serie de movilizaciones sociales que desencadenarán la llamada “Revolución del jazmín” o “Primavera árabe”, que con ayuda de las redes sociales mostrará al mundo las condiciones en las que viven y las injusticias a las que son sometidos constantemente, encendiendo así la alarma mundial.

Dicho levantamiento social no hubiera sido el mismo si no se hubiera contado con estas plataformas, los líderes revolucionarios habrían marchado y muerto en vano si sus compatriotas hubiesen sido sus únicos espectadores porque su gobierno hubiera encontrado la manera de callarlos para siempre sumiendo a sus ciudadanos en una profunda situación de temor (especialmente, si hablamos de gobiernos en los cuales no existía oposición); pero este caso no fue así, los alcances del mundo mediático revelaron extremos casos de trasgresión de derechos, un conflicto interno que exigía a gritos el apoyo de la comunidad internacional, una exposición casi amarillista del holocausto que enardecía a propios y extraños.  Fue así, —emitiendo en directo lo vivido en las plazas públicas—  como se captó la atención a nivel internacional y la revolución tomó un nuevo rumbo (no existía una manera de controlar el flujo de información), acallar una voz en el mundo árabe levantaba cientos alrededor del mundo, se sentía el apoyo en las calles y la presión en los gobiernos; los ejércitos dejaron de luchar contra el pueblo y empezaron a luchar junto a él; las páginas de oposición fueron visualizándose y poco a poco empezaron a multiplicarse, el miedo se fue perdiendo y los actos de valentía se hicieron protagonistas, los dictadores cedieron y las estructuras cambiaron, pero lo más importante fue lo que ocurrió en el interior de cada ciudadano que experimentó la transición; el descubrir en sí mismos un poder que ignoraban, desde entonces, ni estas personas ni sus espectadores volverán a ser los mismos porque demostraron que todo puede cambiar y que nada en este mundo es permanente.

En conclusión, la era de las tecnologías y la información ha sido acogida con los brazos abiertos, los #hashtags se nos convirtieron en lenguaje, las plataformas en enciclopedias y los dispositivos en accesorios elementales, nuestra sociedad le abre las puertas a una nueva forma de promover las ideas, de expresar desacuerdos y refutar sistemas. El ciberactivismo, masivo e inmediato es el activismo de las ideas y del ruido mediático pero también de las modas superfluas y la necesidad de enaltecer cosas de poca importancia; por otro lado (y por si las dudas), el activismo tradicional no muere ni morirá jamás simplemente se complementa y se transforma.

Anuncios

Quizás

Indiscutiblemente ha pasado el tiempo, las heridas han dolido, se han reabierto y han cicatrizado. Algunos recuerdos han pasado de hermosos a taciturnos mientras los deseos de reconstruir algo apartir de los fragmentos se esfumaron.
Las expectativas tomaron el rumbo que toman casi siempre, -se alejaron deliberadamente de la realidad-
Se quedaron sonrisas sin compartir, abrazos sin entregar y labios sin morder, se murió lentamente el sentimiento, se ahogó bajo mareas revoltosas que una y otra vez amenazaron con arrebatarme la esperanza de vivir, cesando así las vibraciones que irradiaba mi corazón -muchas de ellas extintas- ahora renacen en nuevos rayos de luz.

Tanto pasó que mi corazón se volvió inmune; como si fuere de piedra extinguió la posibilidad de respuesta a la existencia de tu ser, que en innumerables ocasiones destruyó el mio, reduciendolo a nada. Y mientras tanto… mientras tanto yo esperaba, brindándote el derecho a herirme. Ignorando el daño que me hacía te buscaba en las calles, en canciones y en versos, mientras tú elegías perderte en otras manos, en otros labios y en otros cuerpos.

-Repentinamente descubrí que me borraste-

Como si en tu memoria se hubiese desdibujado la historia me encontré a mi misma descompuesta, triste y frágil. Para quien no se derriba con nada es indescriptible abrír los ojos una mañana y descubrirse en el suelo, sin auxilio, implorando que ese sentimiento abandone tu corazón pero entre más lo anhelas, más se encariña contigo.

Pasó el tiempo, entonces, pasaron noches tormentosas… “Últimamente los días y las noches se parecen demasiado” me susurraba Cerati, días tras día me fuí recomponiendo, poco a poco fui encontrando piezas de mi que creía perdidas y entonces me sumí en la hermosura de encontrar a mi versión más legítima, mi “yo” más genuina, encantada conmigo misma.

Me reencontré con amores que hicieron vibrar mi ser una vez más y descubrí que mi alma ya no era esclava de tu alma, me descubrí sin miedo a recorrer nuestros caminos y sin dolor al ver tus fotos o al releer nuestras conversaciones.

Reviví momentos y emociones, te busqué hasta que finalmente comprendí que no había vuelta de hoja, ya no nos pertenecíamos como antes,  o quizá, descubrí que nunca nos pertenecimos, que nunca te pertenecí.

Inesperado

Hace un par de largas e inadvertidas noches el destino me regaló el placer de tu compañía, inesperada y sutil, eras tan sólo un individuo que bordeaba mis caminos, una y otra vez, de manera habitual.
Repentinamente, en uno de aquellos días envueltos de cotidianidad, tus intrigantes ojos negros atraparon a los mios, -dos segundos o menos-fueron suficientes para que detuvieras mi universo y captaras enteramente mi atención, dos segundos bastaron para que pudiera ver a través de tus ojos la pasión que se refugia en el fondo de tu alma, invadiendo a mi impasible alma de una incertidumbre indescriptible que clama por perderse en tu interior.
… Así, poco a poco te convertiste en paisaje objeto de mis delirios  -extasiados por la fascinación que encarna tu ser-.
Poco a poco y de manera insospechada captaste mi atención generando un remolino de emociones a tu paso, una avalancha de adrenalina que me obliga a buscarte en cada rincón deseando que te encuentres en mis caminos porque tú también deseas hacerme parte de los tuyos.

Ni libres, ni esclavos

El mundo de las ideas: la literatura, la ciencia, el estudio del mundo y del ser; La cultura: los hábitos, las tradiciones, las costumbres; La evolución en si misma: las tecnologías que han revolucionado la vida del hombre y han trastocado los límites territoriales generando un enriquecedor (y al mismo tiempo, devastador) proceso de sincretización cultural, son un producto directo del capitalismo y su característica necesidad por masificarlo todo, al punto de que no sabemos en qué lugar comienzan o en qué lugar terminan los aportes culturales de cada parte.

Aún así, es preciso reconocer las bondades del sistema: la posibilidad de tener acceso a las ideas de cualquier persona alrededor del mundo; la oportunidad de elegir entre credos sin tener que ajustarse a los preceptos ideológicos ajenos sin poder cuestionarlos o rechazarlos por completo, la libertad sexual, el trato justo.

… La libertad de las ideas y del comportamiento siempre estarán contrastadas con la opresión que genera el mismo sistema acerca de dicha libertad.

Es muy complejo determinar si somos libres o esclavos, yo prefiero pensar que somos los dos por igual, libres de algunas cosas y esclavos de otras, tal como sucede con el prisma: lo que ves depende desde dónde le mires.

In a world full of liars you still find people trustworthy

Some people, a really few ones can make you feel glad to be alive. Find them and keep them close to you and close to your heart as much as you can

Also, try to inspire them back, you know they deserve it.

The thing about life is finding the right people to be around, take care of them and give them the best of you, because something in you knows they are never going to disappoint you.

You feel it when you look them in the eyes, when you sit down and talk for hours or when you just sit down and hear the silence but you feel complete, like nothing is missing then.

That people are like gold for your soul my friend, never let them go.

Entrevista

Laura María Ospina es una joven manizaleña que ha encontrado refugio e inspiración en las letras. Es arriesgada, versátil, exigente y determinada, le gusta esforzarse por lo que quiere y sueña con convertirse en una gran escritora. A pesar de su corta edad, ha escrito e investigado introduciéndose en la vida práctica del periodista, se ha entregado a las artes, al baile; también ha publicado para la revista digital Kien y Ké, todo esto se lo debe a su estupenda fluidez al escribir, la cual empezó a afianzar desde muy temprana edad.

.

.

Periodista: ¿Quién es Laura María Ospina?

Laura: Soy un conjunto de muchas cosas; soy todo lo que me enseñaron en mi casa, las experiencias que he vivido y todo lo que he aprendido en estos años; partiendo de ahí puedo decir que soy una persona aferrada a mis principios, curiosa, no me gusta tragar entero o “dejarme llevar por el destino”. ¡Me gusta luchar por lo que quiero lograr!

P: ¿Qué es más importante para escribir bien, conocimiento u opinión?

Laura: La opinión es importante pero considero que para realizar cualquier buen escrito es necesario investigar e ir más allá de nuestra opinión personal; claro que esto depende del tipo de contenido que se quiere escribir y de la persona que va a realizarlo, no es lo mismo escribir un blog basado en tu vida privada que escribir sobre un tema de interés público, en el primer caso basta con la experiencia de la persona en el segundo es fundamental investigar. En mi caso, lo primero que hago cuando quiero escribir es seleccionar el tema y luego leo mucho sobre él tratando de indagar todo lo que se ha dicho al respecto, de este modo puedo tener en cuenta varios puntos de vista.

P: ¿Qué enriquece más al escritor, la lectura o la conversación?

Laura: Las dos, cuando uno va a escribir se nutre de historias, se enriquece del mundo exterior, es entonces cuando entra el valor de las conversaciones cotidianas. Por otro lado, la persona que realmente quiere llegar a un público y generar un sentimiento debe tener claro que la gramática es la forma en la que la palabra escrita se convierte en poema (es la forma en la que una coma hace una pausa para que algo tenga sentido lo que genera ese vínculo), lograr esto va más allá de lo que se aprende en una universidad, esto se aprende enriqueciéndose de varios autores, por eso es muy importante leer.

P: ¿Se ha quedado sin ideas? ¿Qué hace en esos casos?

Laura:  El problema no es quedarse sin ideas sino no aprovechar las ideas cuando llegan. Entonces, cuando voy por la calle, cuando sueño e incluso cuando no puedo dormir se me ocurren muchas ideas que pueden ser un buen material para escritura, en esos casos lo que hago es plasmarlas en una libreta que cargo a todas partes (¡A nadie le dejo ver esa libreta porque lo que escribo ahí sólo lo entiendo yo! jajaj). Esa libreta funciona bastante bien para la escritura creativa; otra estrategia es escuchar a otras personas, eso siempre puede ayudar a encontrar la inspiración necesaria para darle vida a un escrito.

P: ¿Qué tema le apasiona?

Laura: Me gusta mucho la política; creo que mi interés se debe a que el hombre es un ser político por naturaleza y me causa mucha curiosidad la manera en la que los sistemas corrompen al individuo y no es el individuo el que corrompe al sistema, lo cual resulta bastante paradójico. Otra razón es porque la política es un asunto que genera mucha controversia, es algo que nos compete a todos y en realidad tengo la esperanza de que en el momento menos esperado va a llegar alguien que va a cambiar todas las cosas, por eso me interesa estar ahí, conociendo todo lo que pasa.

P: ¿Si no se dedica a la escritura a qué le gustaría dedicarse?

Laura: Me gustaría escribir pero si no fuera escritora me dedicaría al periodismo o a la docencia. No me veo en otra cosa porque eso es lo que realmente me apasiona  ¡y uno esta para hacer lo que le gusta! Si no nunca vamos a ser felices.

P: ¿Se considera escritora digital?

Laura: Suelo plasmar algunas ideas en mi libreta, pero actualmente la mejor forma que uno tiene para darse a conocer es a través de los medios digitales; gracias a estos es posible que mis escritos lleguen a más personas, cosa que no hubiera sido posible con mi libreta de apuntes.

P: ¿Cómo fue llegar a Kien y Ké?

Laura: Para llegar allí lo que hice fue mantener al día mi blog personal, también estuve pendiente de las convocatorias y me presenté hasta que un día me escribieron diciendo que aceptaban mi propuesta, a partir de ese momento empecé a bloguear para la revista (aunque todo empezó con un blog académico que cree en la universidad, después de un tiempo lo convertí en mi blog personal y empecé a publicar esporádicamente). Lo más complicado al llegar a Kien y Ké fue la disciplina, puesto que en mi blog yo me daba la libertad de publicar de vez en cuando mientras que en la revista tenía que enviar contenidos cada semana.

P: ¿Internet ha favorecido o ha perjudicado a la comunicación?

Laura: Bueno, el tema del Internet es controversial por todo lo que genera; hace algún tiempo me llamó mucho la atención el modo en el cual los jóvenes de hoy interactúan con las redes sociales y esto inspiró uno artículo que titulé: “La ortografía ¿Cuestión de moda?”, en este tengo en cuenta cómo los estudiantes universitarios llegan con tantas falencias en su proceso lecto-escritor; muchos analistas culpan de esto a la Internet por la cantidad de contenidos basura y la poca regulación del uso adecuado de la web. Desde ese punto de vista puedo decir que Internet puede favorecer y perjudicar pero esto depende mucho de la educación de cada persona.

P: ¿y a la literatura?

Laura: Lo que pasa hoy en día es que la Internet tiende a masificarlo todo, actualmente la atención de la mayoría esta en las tendencias y así ha sido siempre; por ejemplo, en el arte y la literatura lo que vale es el nombre de quién lo respalde, así sea una obra de arte en sí misma, si no tiene el visto bueno de alguien ese trabajo puede pasar completamente desapercibido.  Pero en medio de todo vale la pena resaltar que la Internet nos brinda la oportunidad de mostrar lo que hacemos, también permite que las personas lean más y tengan acceso a casi todo pero volvemos a lo mismo, todo depende del uso que se le de.

P: Para finalizar, ¿Qué forma el estilo de un escritor?

Laura: Lo  bonito que tiene la escritura, es que todo lo que lo forma, todo lo que construyó su ser desde su nacimiento, durante su crianza, las personas que lo han rodeado, todo lo vuelve más subjetivo y esto lo va encaminando hacia un estilo muy propio, de hecho creo que los escritores que más utilizan su subjetividad para escribir son los que tienen un estilo más definido y es esto lo que los hace más ricos de leer; porque están llenos de experiencias y al compartirlas se entregan por completo al lector. Esos estilos únicos son los más agradables: Saramago, Cortázar, Gabriel García Marquez son escritores a quienes les gusta hacer las cosas diferentes, ellos son algunos de mis escritores favoritos.

Para visitar el blog de Laura, haz click en el siguiente link:

http://lauraospinaopina.blogspot.com/ 🙂 ¡Disfrútenlo!